Ya tengo varios meses desde que deje de escribir en este Blog, ahora tengo un nuevo proyecto, en: http://estudiandomedicina.blogspot.com/
Los invito a que visiten este nuevo Blog =)

domingo, 14 de noviembre de 2010

Entrevista: Fernando Andrade: "El narcotrafico es un poder real en las elecciones"

A continuación les transcribo esta entrevista realizada a Fernando Andrade ex compañero de formula de Alvaro colom en las elecciones del 2003, publicada en elPeridico en la cual se hace un acertado análisis en pocas palabras, sobre el actuar del gobierno de Alvaro Colom durante estos 3 años.

Fernando Andrade: “El narcotráfico es un poder real en las elecciones, manejará recursos económicos e inclinará la balanza”

El experto en política toma el pulso al país y evalúa los tres años del gobierno de Álvaro Colom, a quien conoció de cerca en 2003, cuando corrió como su compañero de fórmula vicepresidencial.
Sylvia Gereda Valenzuela
 
  Cuando se habla de guatemaltecos que han escrito la historia de la política exterior, el nombre de Fernando Andrade Díaz–Durán tiene que estar presente. Andrade, un abogado apasionado por la política, jugó un importante rol como ministro de Relaciones Exteriores, en el régimen del general Óscar Humberto Mejía Víctores.
Fue un operador político que contribuyó a que Guatemala hiciera su transición de los gobiernos militares hacia la democratización, haciendo la convocatoria a elecciones presidenciales libres.
EP
Durante su gestión, se iniciaron las negociaciones diplomáticas con los Estados Unidos. Luego, fue embajador y Presidente del Consejo Permanente de la OEA, Presidente del grupo de los 132 países del tercer mundo (ahora grupo de los 77) en Naciones Unidas, Vicepresidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas y embajador de Londres, entre otros cargos.
En esta entrevista, este experto en  política le toma el pulso al país y evalúa los 3 años del gobierno de Álvaro Colom, a quien conoció de cerca en 2003, cuando corrió como su compañero de fórmula vice presidencial. Esta es la tercera entrevista, de una serie, que pretende realizar un análisis de situación con los líderes más influyentes y que han marcado la historia del país en momentos de crisis.

¿Cómo evalúa usted la gestión de Álvaro Colom en estos tres años de gobierno?
- El gobierno de la UNE despertó esperanza. Se pensaba que traería cambios profundos, pero no ha sido así. Los propósitos que tenía no se han podido concretar, ha habido buena voluntad, pero ha faltado equipo y definir las políticas. La UNE no ha terminado de consolidarse en el gobierno a pesar de que ha estado tres años.
Álvaro (Colom) es bien intencionado, pero hay un cogobierno, es decir ha habido una transferencia indebida de poder a nivel presidencial que no es aconsejable para la gobernabilidad democrática.
Además, es un gobierno que ha dado virajes profundos, a veces ha enfrentado al sector empresarial, a veces retrocede. Busca consensos y acuerdos, pero no hay seguimiento. La debilidad del Gobierno ha sido su falta de consistencia.
Conocí de cerca a Álvaro Colom cuando corrió él como candidato presidencial (Andrade fue compañero de fórmula como Vicepresidente). Entonces, quedamos de segundo lugar, cumplí mi parte. Pero allí me empecé a dar cuenta de los problemas internos, que se tomaba una decisión y después se cambiaba. No había consistencia, ese ha sido el principal problema.

Y en cuanto a la política social del gobierno que anuncian con bombos y platillos. ¿Cuál es su evaluación?
- Oxigenaron un poco el esfuerzo en el campo social, pero desde un principio los programas de cohesión social no han tenido transparencia. Entonces fueron criticados, hubo que iniciar acciones de tipo judicial como las de Nineth Montenegro, por fiscalizar estos programas y fue necesario acudir a las Cortes para que se dilucidara cómo se manejaban los recursos y a quién llegaban.
Los programas sociales que implementó la UNE están para quedarse. Sin embargo, es criticable el abuso de recurso del Estado buscando clientelismo político al tiempo que se busca lidiar con las desigualdades económicas.
Sandra Torres que es activa y trabajadora, pero su modo peculiar de manejar las cosas ha abierto interrogantes sobre los propósitos finales de esos programas.

¿Y como evaluaría la política de seguridad de este gobierno?
- Ese es el gran talón de Aquiles del gobierno. Álvaro (Colom) se ufanaba durante su campaña que contaba con el equipo perfecto para hacerle frente a la violencia; de allí su frase que “La violencia había que combatirla con inteligencia”. Pero en realidad, no ha tenido el equipo, no estaba a la altura de las necesidades para hacerle frente a la violencia.
Ha sido un gobierno pasivo con el crimen organizado, narcotráfico, corrupción, impunidad, que han estado presentes en este gobierno. Han pasado cinco ministros de Gobernación y no han podido controlar ni en mínima parte la violencia, más bien ha habido un retroceso en el campo de la seguridad.
Este gobierno no se ha hecho fuerte por su improvisación en las políticas, no ha sabido convocar a los sectores de la sociedad para hacerle frente al problema de la violencia. Se habla de diálogos, asesores, consejeros, pero no han tenido éxito.

Y como evalúa que ha manejado el gobierno la política financiera
– Este gobierno tuvo un ministro de Finanzas respetado, Fuentes Knight, pero la reforma fiscal no se impulsó. Ese es un tema que hay que retomar en el próximo gobierno.

Este gobierno se ha endeudado y le está heredando a los que vengan una deuda pública interna y externa peligrosísima.
Además, perdió la oportunidad por la falta de inteligencia, de buscar acuerdos con el sector empresarial.
Por lo que usted dice, pareciera como que a Colom se le fueron las oportunidades y el tiempo…
- A Colom se le fueron las oportunidades. El primer año fue de aprender cómo ejercer el poder porque llegaron sin la experiencia, con ofrecimientos que no podían cumplir, con un equipo que han ido renovando constantemente y que no da certeza. Hay incertidumbre sobre lo que puede pasar, el Estado de Derecho está deteriorado. El primer año perdido, hicieron esfuerzo en el campo social, pero vino la opacidad por poca transparencia. El segundo año, el gobierno estuvo a punto de naufragar por los problemas derivados del caso Rosenberg y eso paralizó  a la administración pública. El gobierno se vio acorralado por no tener la capacidad de resolver prontamente. La CICIG sirvió de amortiguador para parar esa ola de protesta y ese movimiento joven espontáneo, donde el cúmulo de frustraciones que venían de antes del nivel social medio se canalizaron. Este movimiento estuvo a punto de llevar problemas serios a la institucionalidad democrática, que hay que protegerla.

Y en el tercer año  ¿qué pasa?
– Cuando se logró respirar después de esta crisis (Rosenberg) que se prolongó hasta casi fines del año pasado, en este tercer año afloraron precipitadamente las ambiciones políticas. Este año, empezó con una campaña electoral solapada porque doña Sandra Torres, con su constante presencia y proyección de su imagen a través de los programas de Cohesión Social, en una campaña anticipada obligó a los otros aspirantes a salir con su candidatura presidencial.
Al país no se le hizo ningún favor con esa campaña anticipada donde ya están las cuñas en las radios, la cobertura en los canales abiertos, que han estado al servicio de la UNE y sobre todo de la figura de la primera dama.
Se siguieron los programas sociales con falta de transparencia, los ministros claves han sido removidos y eso causa incertidumbre. La inversión no ha aumentado porque no hay confianza.
Este gobierno no ha dado confianza por su constante zigzagueo político, porque a veces parece que se acerca al socialismo del siglo XXI. Otras veces se aleja y busca congraciarse con el régimen cubano, de repente reciben un balde de agua fría porque no los toman en cuenta y buscan el liderazgo del Presidente de Venezuela  y eso, no les sirve para la estabilidad al país, confunde.
La UNE es un partido homogéneo. Hay sectores de izquierda profunda que añoran implementar reformas tipo social con corte marxista, el socialismo en el siglo XXI, en vez de superar esas etapas que se volvieron obsoletas en el campo económico y social. Entonces ese sector minoritario, pero poderoso de la UNE ejerce una influencia en las decisiones políticas y el manejo  de la primera dama, que es omnipresente en este gobierno.
Cuando usted habla de este pequeño grupo de gobierno, ¿se refiere al que lidera Orlando Blanco?
Me refiero a ellos, al que se denomina Los Peludos. Son poderosos, definen situaciones. Pero también en la UNE hay personalidades políticas mucho más flexibles y accesibles, con otra visión de país. Tenemos que mencionar a Roberto Alejos, presidente del Congreso, que al contrario de otras personalidades de carácter impositivo en la UNE, no produce anticuerpos. Roberto es buen operador político, de los pocos dirigentes de la UNE que ha sobresalido y que no es tan controversial. Tiene la ventaja de que no provoca comunismos ni desata pasiones.

Quién sabe si de repente Roberto Alejos resulta candidato presidencial. Podrían haber indicadores como las encuestas.
Usted habla que en política todo es cambiante, justo esta semana se producen movimientos: Álvaro Arzú, anunciando que lidera una tercera fuerza política; la alianza UNE-Gana y Nineth Montenegro buscando alianzas con Harold Caballeros o Eduardo Suger. ¿Cómo ve el ajedrez político para los próximos meses?
– Es saludable que haya varias opciones, las polarizaciones no son recomendables.
En el caso de Álvaro Arzú no puede aspirar a la Presidencia porque se lo prohíben las normas constitucionales. Él está consciente de que no puede ser Presidente, pero tiene un patrimonio político que ha cultivado bien. Se ha mantenido en la Alcaldía con sus luces y sus sombras. En todo caso, al saltar a la palestra política va a jugar un papel importante. Pero será determinante ver qué hay detrás, por quién se inclinaría él, en el caso de que no persista en la idea peligrosa de cambiar la Constitución en un año electoral.
Luego, Nineth tiene un caudal político propio respetable, lo dicen las encuestas, está casi un punto arriba de Sandra Torres y podría llegar a un acuerdo con Harold Caballeros. Pero también está en potencia la candidatura muy respetable del doctor Suger, que en las elecciones pasadas jugó un papel importante y logró 250 mil votos, porque su mensaje fue duro, radical en ciertas posiciones y directo a la gente. Esas son las opciones, podrían surgir otras, pero no las veo.
Y volviendo al Partido Patriota, están en campaña intensa. Otto Pérez tiene un partido nutrido de diputados de otras bancadas. Su proyecto es el más fuerte y con posibilidades de llegar a segunda vuelta electoral, pero nada se puede asegurar.
Pero más allá de todo, veo que el crimen organizado es un poder político real y determinante en la próximas elecciones. El narcotráfico va a manejar los recursos económicos para inclinar la balanza. Parte del territorio de Guatemala está controlado por las mafias, desde las corporaciones municipales, las gobernaciones, el Congreso, todos los organismos del Estado están infiltrados. Allí deberíamos de concentrar el mayor esfuerzo para hacerle frente a esa realidad.

¿Cómo podríamos evitar el manipuleo político de parte del crimen organizado? casi inevitable. Se necesitan las reformas a la Ley Electoral.
– Finalmente lo del Renap me preocupa porque las anomalías generalizadas y la profunda corrupción hacen peligrar por primera vez, en 25 años, la limpieza y la transparencia de las elecciones. Es un peligro real.

Hablemos de los grupos de presión. ¿Cómo evalúa el rol del sector privado organizado en estos momentos?
– El sector empresarial es muy fuerte, pero carece de dirigentes con experiencia política. Son exitosos empresarios, pero les falta el olfato político y la cintura política; en política hay que tener cintura y flexibilidad, si se maneja todo a base de prejuicios vamos mal.
Al principio, Colom tenía ministros o dirigentes del sector privado y que de repente algo sucedió y se descoordinó. Allí estaba Carlos Meany que fue ministro de Energía y Minas  y financista de la UNE, el señor Cohen, Gustavo Alejos,  Fernando Luna, financistas, que tienen acceso en algún sector de la empresa privada.
En el pasado me tocó vivir experiencias en el que el sector privado se pronunciaba y tenía dirigentes respetables y a veces muy temidos, eso ya no existe. Entonces vemos un sector privado sin operadores políticos, con liderazgos nuevos, pero no los más fuertes. Por otro lado, tenemos un gobierno intransigente que tranza y después retrocede. Lo que es más peligroso es que el Estado de Derecho ha venido sufriendo en este período presidencial.  Guatemala necesita dialogar, necesitamos buscar consensos en temas principales.

Y en otra esfera, ¿qué rol ha jugado la comunidad internacional en estos tres años de gobierno?
– Al principio tuve resistencia a CICIG porque era un experimento internacional, no hay otro caso en el mundo. Decía que es vergonzoso y falto de dignidad para Guatemala.
En ciertos momentos, CICIG se ha extralimitado en sus funciones, se ha vuelto juez y parte. Algunos de los funcionarios de CICIG han venido con prejuicios y muchas investigaciones han sido sesgadas.
El balance de lo que la CICIG ha hecho en tres años es mixto, cosas positivas muchas negativas. Castresana se dejaba seducir por lo mediático, se le fue la mano, no supo respetar los límites y viene de esos grupos de magistrados españoles que dicen pertenecer a una asociación progresista, pero los magistrados no pueden ser ni conservadores ni progresistas tienen que aplicar la ley. Él tiene derecho a tener sus preferencias políticas, pero aplicarlas en un país donde él está representando a Naciones Unidas no es loable.
A Dall’Anese no lo conozco. Un tico me decía que  ellos se habían sentido muy felices de que se viniera a Guatemala, yo me reí por el comentario.

2 comentarios:

  1. Creo que tengo que decirlo. Es cierto que han habido cosas no muy acertadas (como en cualquier gobierno), pero hay que ver lo bueno que se ha hecho por la gente en este gobierno. Los programas han sido presa de mucha controversia, pero se debe mas a la desinformación que existe. Porque los medios se han dedicado a sacar siempre la información a medias, y porque a las personas no les interesa buscar las respuestas correctas.

    ResponderEliminar
  2. En efecto Marina, han habido muchas cosas, no solo no muy acertadas, sino que han sido fracasos rotundos, como por ejemplo la pésima administración en salud lo cual ha venido a opacar y hacer de menos la obligada y necesitada gratuidad de salud y practicamente la nula inteligencia de la planificacion de la misma por parte del ministerio, esto te lo digo porque tuve la oportunidad de laborar en el.

    También estoy de acuerdo contigo en cuanto a que los programas sociales principalmente, han sido objeto de ataques de la prensa y los demás partidos políticos y sectores que quieren ganar protagonismo o que sus planes a largo plazo se ven amenazados por programas como estos llevando a cabo una critica destructiva en contra, en lugar de desarrollar una critica constructiva y una fiscalización social efectiva para el bien de los Guatemaltecos mas pobres.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
La mayoría de los seres humanos son como las hojas que caen de los árboles, que vuelan y revolotean por el aire, vacilan y por último se precipitan al suelo.

Otros casi son como estrellas, siguen su camino fijo, ningún viento los alcanza, pues llevan en su interior su ley y su meta.

HERMAN HESSE

¿y tú, mi estimado lector, de cuales eres?